"LA PAZ ERES TÚ"

"LA PAZ ERES TÚ"
la paz está en ti,tu eres la PAZ

Recibe un beso de luz infinita

Medita visualizando el agua. Para silenciar el blog , desactiva abajo el playlist

CLICKEA SOBRE LA GALLETA Y DESCUBRE SU MENSAJE .PRUEBA TU SUERTE

LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS

LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS
preservemos os dereitos dos nenos e das nenas como a herdanza do futuro

MENSAJES DE PAZ INSTANTÁNEOS..EXPRÉSATE, ¡¡DÉJANOS TU MENSAJE O SI DESEAS CONTACTAR CON ALGUIEN¡¡

lunes, 31 de agosto de 2009

"POEMAS PARA LEER EN CLAVE DE PAZ" de la prestigiosa poeta y traductora argentina-pontevedresa Marian Muiños(Pontevedra)



I














Nos debatimos entre las antípodas






-más próximos al mal que al bien-






sin vislumbrar la sima ni la cúspide.














Pronunciamos,






masticamos,






degustamos






(si tenemos suerte)






un bocado de Paz.














Enarbolamos sus fonemas






en himnos, en cánticos y en odas.














Y luego los perdemos en el trajín






de las pequeñeces de la existencia.














Sin embargo,






el grito interior es más fuerte,






y desde nuestros propios escombros






reconstruimos una y otra vez














la esperanza.



Por MARIÁN MUIÑOS ©









II






















Vapuleada por mezquinos intereses,






lleva siglos reverberando en bosques,






monasterios, mezquitas, sinagogas,






iglesias y todo tipo de templos.














Revolotea por calles y mares.






Aletea en palomas y blancos pañuelos:






la Paz lleva consigo






todos los colores del espectro.














Contaminada y degradada






en boca de políticos,






todas las ideologías se la disputan.














Sus miembros –arrancados-






se ostentan como estandartes






en congresos, marchas y encuentros.














Intimidada,






la Paz permanece escondida,






esperando que algún día






diseccionemos nuestras entrañas






y comprendamos, por fin, que














Ella sólo fluye






cuando las ansias del poder






no obstruyen su corriente continua.




Por MARIÁN MUIÑOS ©