"LA PAZ ERES TÚ"

"LA PAZ ERES TÚ"
la paz está en ti,tu eres la PAZ

Recibe un beso de luz infinita

Medita visualizando el agua. Para silenciar el blog , desactiva abajo el playlist

CLICKEA SOBRE LA GALLETA Y DESCUBRE SU MENSAJE .PRUEBA TU SUERTE

LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS

LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS
preservemos os dereitos dos nenos e das nenas como a herdanza do futuro

MENSAJES DE PAZ INSTANTÁNEOS..EXPRÉSATE, ¡¡DÉJANOS TU MENSAJE O SI DESEAS CONTACTAR CON ALGUIEN¡¡

sábado, 13 de septiembre de 2014

"A mIs amigos" de José Manuel Solá




Queridos amigos:

Ayer les comentaba que a pesar de mis muchos defectos e imperfecciones (eso que llamamos
pecado) en mi vida están ocurriendo cosas santas y milagrosas. Reconocerlas es lo que me
hace feliz, añado ahora. Y es que las cosas santas y milagrosas están sucediendo, no ocasionalmente
sino a cada instante, en nuestro entorno y aún a través de cada uno de nosotros, pero ocupados
-o preocupados- con las faenas de cada día no nos detenemos a observarlas y maravillarnos
por su presencia en nuestras vidas. Entonces, muchos de nosotros negamos cuanto de sagrado
aflora, casi como por combustión espontánea, en cada cosa.

La luz es un milagro; el agua, el olor de las flores, el vuelo de los pájaros, una canción que
escuchamos a lo lejos, la ternura de un beso, la tibieza del pan, el nacimiento de una nueva
criatura, la risa de un anciano, el renuevo de una planta, el regalo de una fruta, un libro de poemas,
la corriente de un río, el trote de un caballo, el sabor del sol, una pizca de sal, el estampido de
un trueno, el fulgor de las estrellas en la noche, la llegada de una carta de amor, el saludo de un
desconocido en la calle, el "¡buenos días!" con su carga de esperanza que te da tu vecino, una pareja
de enamorados que camina tomados de la mano, la palabra "perdón" que provoca la paz y el don
de todas las palabras, la memoria de la gratitud, la tibieza de las arrugas, el aire que respiramos,
un momento de oración, el abrazo inesperado de alguien a quien tal vez habíamos olvidado,
el color opulento de las verduras y los tomates en el mercado, el aroma del café, la tinaja de 
agua fresca, el amor y la solidaridad de quien sustenta una religión diferente, el concepto
"Námaste" y cuanto ello representa, el polen que fecunda nuestros campos, la tierra que habitamos:
todo es un milagro... Y todo está ahí, a nuestro alcance, ocurriendo simultáneamente, segundo a
segundo.

Amigos, les propongo detener nuestro paso, hacer un alto en las tareas, hacer silencio por 
unos instantes y hacernos parte de lo que ignoramos que somos, es decir: de cuanto es santo y
milagroso. Es lo más hermoso que nos puede suceder.

Gracias.

José Manuel Solá  /  5 de septiembre de 2014