"LA PAZ ERES TÚ"

"LA PAZ ERES TÚ"
la paz está en ti,tu eres la PAZ

Recibe un beso de luz infinita

Medita visualizando el agua. Para silenciar el blog , desactiva abajo el playlist

CLICKEA SOBRE LA GALLETA Y DESCUBRE SU MENSAJE .PRUEBA TU SUERTE

LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS

LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS
preservemos os dereitos dos nenos e das nenas como a herdanza do futuro

MENSAJES DE PAZ INSTANTÁNEOS..EXPRÉSATE, ¡¡DÉJANOS TU MENSAJE O SI DESEAS CONTACTAR CON ALGUIEN¡¡

lunes, 25 de enero de 2010

"¿Y CUANDO SE TERMINEN LAS IMÁGENES?, poema por Haití de la gran poeta argentina-gallega Marian Muiños





Cuando ya no veamos hambre en los ojos,






miradas suplicantes,






rescates milagrosos,






miseria en las calles,






ejército de huérfanos,






nubarrón de tristeza,






despojos sepulcrales…






¿Quién se acordará de ti, Haití, y tu atroz mutilación?






¿Quién reclamará la usura de los bancos enriquecidos






con las comisiones cobradas por el dinero donado?






¿Quién vigilará que se intercambien marines






por voluntarios, sin intereses políticos ni estratégicos?






¿Quién no caerá tan bajo, tentado por la especulación






y dejará que la solidaridad arraigue y alimente?






¿Quién garantizará la existencia de un país lleno de fantasmas?






¿Quién pagará las prótesis de los que perdieron sus miembros?






¿Quién escribirá un poema






cada semana,






cada mes,






cada año,






para que se escuche la voz de los famélicos sin techo,






de los desposeídos de esperanza,






de los olvidados de siempre,






de los niños.






¡Tantos niños!






Tantos niños que no saben que






comer todos los días






es su derecho inalienable,






es la obligación intransferible






de aquellos que tienen para darles






algo más que arroz y agua de emergencia.










Seguirán los turistas llegando en cruceros,






pero,






¿quién nos mostrará qué hay más allá de las playas?






La orfandad, la hambruna y el olvido






ya estaban en Haití antes del sismo.






No se han ido, sólo han temblado de espanto






ante la inconciencia global que los ignora.






Estremecidos, replican,






y como un eco reverberan sus lágrimas.






¿Por qué perdemos la memoria






cuando la imagen ya no está en las pantallas?







© MARIÁN MUIÑOS