"LA PAZ ERES TÚ"

"LA PAZ ERES TÚ"
la paz está en ti,tu eres la PAZ

Recibe un beso de luz infinita

Medita visualizando el agua. Para silenciar el blog , desactiva abajo el playlist

CLICKEA SOBRE LA GALLETA Y DESCUBRE SU MENSAJE .PRUEBA TU SUERTE

LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS

LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS
preservemos os dereitos dos nenos e das nenas como a herdanza do futuro

MENSAJES DE PAZ INSTANTÁNEOS..EXPRÉSATE, ¡¡DÉJANOS TU MENSAJE O SI DESEAS CONTACTAR CON ALGUIEN¡¡

sábado, 9 de octubre de 2010

El disidente chino Liu Xiaobo, PREMIO NÓBEL DE LA PAZ 2010



El gigante asiático desarrolla una estrategia de “poder blando” en procura del reconocimiento internacional, explica catedrática del Tec de Monterrey







CHINA (09/OCT/2010).- El disidente chino Liu Xiaobo, que desde el pasado diciembre purga 11 años de cárcel por “subversión”, recibió el Premio Nobel de la Paz por su lucha por los derechos humanos, una decisión que provocó la indignación de Beijing, pero que reavivó en el mundo los llamamientos en pro de su liberación.






Estados Unidos y varios organismos humanitarios internacionales pidieron la liberación inmediata del preso político tras ganar el galardón.






Ante esto, China reaccionó diciendo que no dará explicaciones acerca de Liu Xiaobo y pide respeto a la comunidad internacional, ya que el disidente se encuentra en la cárcel porque es un delincuente y rompió las leyes.






Pero esto no afectará a China más allá, aunque pudiera tomarse como una posible provocación, de acuerdo con la directora del departamento de Relaciones Internacionales del Tecnológico de Monterrey (Tec), Silvia Figueroa, campus Guadalajara.






“Es un serio reto a la política exterior china, pero no afectará más allá de lo que pudieron haber irritado a las autoridades del país asiático porque a fin de cuentas ellos no se prestarán a provocaciones que van contra sus principios”.






Según la catedrática, China, país en el ojo del huracán por señalamientos de violación a los derechos humanos, está enfocada desde hace 10 años a desarrollar una estrategia en política exterior que lo reconozca como una nación que apuesta por las herramientas diplomáticas, por la paz y la equidad.






“Ésta, es una prueba de fuego porque a todas luces parecería como una provocación, quién sabe si es para propiciar un cambio al interior de China, sin embargo, esto no va a ocurrir porque ellos a lo que apuestan es a consolidar su crecimiento económico”.






La concesión del Nobel podría tener consecuencias en las relaciones comerciales, por ejemplo, entre Noruega y China, ya que un acuerdo de libre comercio se encuentra en plena negociación.






China, la segunda economía del mundo, está hambrienta de carburantes y gas que el país europeo le puede proporcionar, por eso el acuerdo es prioritario para la economía asiática. Mientras que Noruega importa un gran volumen de productos de China.






“En el mejor de los casos veremos cómo se retrasará el acuerdo, y en el peor, quedará congelado”, aseguró Kristian Berg Harpviken, director del Instituto noruego para la Investigación sobre la Paz (PRIO).






Pero también se han elevado voces que aseguran que la postura del país asiático todavía se puede suavizar. “China es tan dependiente del comercio con Occidente como Occidente depende de China para el comercio”, dijo Jan Egeland, jefe del Instituto de Relaciones Exteriores de Noruega.






Negocios, primero






Para la especialista del Tec, a pesar de apostar por la imagen pacifista, China está enfocada en este momento en convertirse en un país desarrollado hacia 2050, “quieren progresar en su crecimiento comercial y, por ende, económico. Una vez que ellos logren eso podrán enfocarse en otros tema y prioridades, pero por ahora mantienen su estrategia de ‘poder blando’ y siguen adelante”.






De acuerdo con Figueroa, el reclamo por la liberación de Liu Xiaobo no causaría mayor acción por parte de las autoridades chinas, aunque sí les hace pasar un mal rato. Un caso similar fue cuando el líder tibetano, Dalai Lama, con cuya distinción con el Premio Nobel de la Paz en 1989, también enfureció a China.






Les molestó, apunta la catedrática, pero la política exterior de China se basa en cinco principios básicos y uno de ellos es el respeto a los asuntos internos y el respeto por la integridad territorial, es decir, la no intervención en asuntos extranjeros.






Sin embargo, el ministerio chino de Relaciones Exteriores convocó al embajador de Noruega en Beijing, al que expresó su “descontento” por la atribución del premio, noticia que fue censurada en los principales sitios internet del país.






Los SMS que contienen el nombre del premiado también fueron bloqueados. Residentes de Beijing reportaron que las señales de las cadenas CNN y BCC fueron temporalmente interrumpidas cuando se mencionó la noticia.






PERFIL


Un activista de Tiananmen






Liu Xiaobo






Considerado como subversivo por el Gobierno, para el comité que designa el Premio Nobel de la Paz contradice su condición de delincuente en su país.






Liu Xiaobo, un profesor universitario y periodista, nació en Changchun, en 1955.


Después de terminar su educación media comenzó a trabajar como granjero y después, para una empresa constructora.






En 1977 inició sus estudios de literatura en la Universidad Jilin, donde posteriormente creó “Los corazones inocentes”, un grupo poesía con seis compañeros.






Cinco años después llegó a la Universidad Normal de Beijing, donde comenzó una carrera académica que lo llevaría a su puesto de profesor. Para 1987 ya trabajaba en las universidades de Noruega y Estados Unidos.






Protestas estudiantiles fueron el escenario que recibió a Xiaobo, al regresar a China, en 1989. Desde entonces lideró, como presidente, el Centro Independiente Chino, que promueve la literatura y la libertad de expresión, obra que ha sido observada por el Comité Nobel de Noruega.






Liu, de 54 años, casado y sin hijos, había sido detenido por primera vez tras la represión del movimiento estudiantil de la Plaza de Tiannamen de Beijing, en junio de 1989. Pasó un año y medio tras las rejas, sin sentencia.






Ha sido detenido luego en varias ocasiones, la última a finales de 2008 por haber impulsado la “Carta 08”, una petición que abogaba por reformas políticas en el régimen comunista chino.






El más reciente juicio en su contra se celebró en diciembre de 2009 y fue condenado a 11 años de cárcel, por tentativa de “subversión del poder del Estado”.



fuente:El Informador